Limpiar barcos es la forma más efectiva de aplicar el mantenimiento preventivo que alargará su vida útil, reducirá costes a largo plazo y mejorará la experiencia y diversión por una buena higiene y funcionamiento.

Una limpieza profunda elimina malos olores y desprende partículas marinas y otros agentes contaminantes que pueden ocasionar que la superficie y las piezas se deterioren.

Sin embargo, muchas personas piensan que la limpieza de barcos representa un coste muy elevado, pero es un ahorro mayor cuando pensamos en las reparaciones que se deben hacer si algo se deteriora por falta de mantenimiento.

Hoy te explicaremos por qué es importante limpiar barcos y cómo debes hacerlo, tanto por dentro como por fuera, para que luzca pulcro y nuevo siempre.

La importancia de limpiar barcos bien

Es importante limpiar un barco bien porque la seguridad durante la navegación está en juego.

No solo hablamos de un aspecto de comodidad, higiene y confort, sino que también hay factores de funcionamiento, como el motor, que deben estar a punto para evitar contratiempos en altamar.

Además, la obra viva es un elemento del barco que debe estar en perfecto estado para navegar, reducir el desgaste de la estructura del barco, evitar daños a la fibra e infiltraciones de agua.

Si no se le aplica un mantenimiento preventivo óptimo a la embarcación, tendrás problemas serios que pondrán en riesgo tu salud y la de los demás tripulantes.

Ahora bien, la limpieza no debe limitarse solo al interior del barco, sino también al exterior y a las piezas mecánicas del mismo.

Y para ello es indispensable contar con un cepillo de cerdas suaves que no dañe los objetos delicados y con productos de limpieza para embarcaciones que faciliten el trabajo y no afecten la integridad del barco.

Cómo limpiar un barco por dentro

Lo principal sobre cómo limpiar un barco en su interior es evitar la humedad.

Esta ocasiona que los elementos eléctricos y los cables se dañen con facilidad, por lo que es muy importante evitarla a toda costa.

Para este mantenimiento se recomienda utilizar humidificadores y secar muy bien cada artefacto luego de haberlo limpiado.

Pero eso no es todo.

Un camarote tiene más cosas que se deben higienizar de forma óptima, como:

  • Alfombras.
  • Fibra de vidrio.
  • Vinilos.
  • Cojines y cama.
  • Grifos.

Veamos cómo limpiar cada uno.

Limpieza de alfombras

Se encuentran en el piso de los camarotes y otros compartimentos de los barcos, por lo que debe evitarse, sobre todo, que se acumule humedad y hongos en ellas.

Lo primero que debes hacer es utilizar una aspiradora para extraer todo el polvo.

Luego, utiliza un cepillo para limpiar barcos de cerdas suaves, jabón y agua para una limpieza profunda.=

Al final, seca muy bien la alfombra.

Limpieza de vinilos

Utiliza un limpiador poro agresivo para limpiar los vinilos, ya que estos tienen una cera de protección en su superficie que evita la acumulación de moho.

También puedes usar jabón tradicional y un trapo suave para remover el polvo de ellos.

Al final, sécalos a la perfección.

Limpieza de grifos

Limpiador de barcos y grifos es lo que necesitas para que los grifos queden en perfecto estado.

Utiliza un trapo suave, aplica el detergente y elimina la suciedad.

Limpieza de fibras de vidrio

La fibra de vidrio del interior de los barcos se limpia con el cepillo para limpiar barcos, detergente multiuso y agua.

Asegúrate de remover toda la suciedad acumulada y la grasa que pueda quedar del contacto humano.

7. Limpia las habitaciones

Cambia las cobijas, coloca sábanas limpias, barre y friega el piso y organiza las cosas donde deben ir.

Limpieza de cojines y cama

Agua, refrescos, jugos, tragos… Todos estos líquidos pueden manchar los cojines y las camas, sin hablar de los alimentos y otros fluidos.

El primer paso para limpiar barcos y cojines es retirar las fundas y lavarlas con agua fría y detergente de ropa.

Las espumas las puedes higienizar esparciendo bicarbonato de sodio por ambos lados, dejarlo actuar por hasta 3 horas y luego sacudirlos.

En caso de que estos estén demasiado sucios, debes sumergirlos en jabón y agua, exprimirlos y enjuagarlos bien y luego ponerlos a secar por días.

Cómo limpiar un barco por fuera

Limpiar barcos por fuera es un proceso que empieza limpiando la superficie con agua dulce para retirar la sal.

Los jabones biodegradables son los mejores para este uso, ya que no dañarán las fibras ni las partes y evitan hacerle daño al gel coat del barco.

Los elementos a limpiar del exterior del barco son:

  • Casco y gel coat.
  • Fondo del casco.
  • Fundas y lonas de la embarcación.
  • Motores.

Limpieza del casco y gel coat

Todos aquellos elementos del casco que estén recubiertos por gel coat requieren de una buena limpieza para evitar la oxidación y mantener su brillo intacto.

Lo que recomendamos es que laves todo el caso después de cada navegación con limpiador de barcos.

Limpieza del fondo del casco

Lo primero que debes hacer es pintar el fondo del casco con pintura especial antiincrustante para que la fibra y la superficie interna no se dañe.

Además, cada seis meses, subir el barco a un remolque o elevador para limpiar el fondo del caso y extraer cualquier agente contaminante que afecte el funcionamiento a corto y largo plazo.

Limpieza de fundas y lonas de la embarcación

Limpia cada mes las fundas y lonas exteriores con un cepillo para limpiar barcos de cerdas suaves, agua y jabón.

El trato que se le debe dar a las fundas de tela es el mismo que explicamos en el apartado “Limpieza de cojines y cama”.

Limpieza de motores

Limpiar barcos exige del mejor cuidado al motor, la pieza más importante.

Si el motor es fueraborda, encera el capó y lava con agua y limpiador de motores de barcos.

Con trapos de microfibra el proceso será más sencillo y efectivo.

Te recomendamos que cuides de no dañar los cables y otras piezas eléctricas.

Cómo limpiar la sentina del barco

La sentina es esa parte donde se acumula el agua que entra al barco, por lo que su mantenimiento ayudará a que la embarcación funcione mejor y más estable.

Se deben usar prensaestopas para el lavado, productos para eliminar grasa de barcos y agua dulce, de forma que la sal del agua no afecte las partes sensibles.

Al final, seca bien para evitar acumulación de humedad.

Como ves, limpiar barcos por dentro y por fuera es una tarea que requiere tiempo, pero puede realizarse de forma sencilla con nuestros consejos.

Así que limpia ahora mismo tu barco y mantenlo a punto en todo momento.